sábado, 9 de junio de 2007

Para mi Gente

Noy hay duda: somos seres sociales, vendremos de otras vidas, otras historias, de otras...pero, necesitamos de la gente, del entorno, de nuestros pares.
Esto va dedicado a quienes se acercaron a mí de una u otra forma y me hicieron decir en voz alta lo que Hamlet Lima Quintana dice aquí:

Hay gente que con sólo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales;
que con sólo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.
Hay gente que con sólo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas;
que con sólo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.
Hay gente que con sólo abrir la boca
llega hasta todos los límites del alma,
alimenta una flor, levanta sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después como si nada.
Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
hay gente que es así, tan necesaria.

2 comentarios:

Nulle dijo...

Es un verdadero placer pasearme por tu blog, me encanta ese aire nostalgico que le das y del cual me contagio.
No sé que aconsejarte para la unificación de tus dos blogs.
Quizás repetiría las entradas en el que más te guste, añadiendo su fecha inicial y el percance ocurrido.
Un fuerte abrazo.

Tripa de mosca ojo de sapo dijo...

Vivi cada día me sorprende más toda la belleza que se escondía detras de tu disfracito de señora impúdica y sonriente, lo que no quiere decir que no fueras bella sino que ahora descubro otro tipo de luz. Gracias por poner al alcance de nuestros ojos toda vos. Te quiero