martes, 26 de mayo de 2009

Malena

Soy de escribir cosas en cualquier papelucho, eso ya me figuro que lo saben y sigo encontrándome con ellos a medida que descubro nuevos huecos donde se escondieron (voluntariamente claro) Aqui encontré unito que titulé pomposamente "Oda a Malena" con esa costumbre que tengo de querer crear cosas importantes a cada paso o mejor dicho de hacerles compartir esa creencia.
El caso es que Malena se merece una oda aunque las odas no sean prosadas(o si?),


Malena nació junto con cinco exponentes de la raza perruna hijos de Sabrina reina aún de esta casa, sus hermanos supieron irse después que lo pusimos en vidriera ofreciéndolos a cada buen transeúnte delante de ella.
Fue así que, uno por bonito, el otro por grandote, gordo o lo que sea fueron elegidos y abandonaron el "rancho" excepto... ajá adivinaron.Era fiera la pobre tenía todas las de perder, flaca, desmechada, chiquitita en fin, pero se salvó y quedó entre nuestros afectos y mimos para toda su vida. Era lindo verla cada mañana con unos ojitos brillosos moviéndose al compás de su cola.
No supo hacer destreza alguna solo permanecer recostada a nuestros pies lengüeteándonos las manos .Fueron catorce años con ella de testigo de nuestras vidas comiendo lo que nosotros comíamos o sea, compartiendo nuestras hambrunas y nuestras bonanzas.
Nos miraba con amor y corría desaforadamente para mostrarnos su emoción cuando llegábamos, saltaba si le tirábamos una pelota y se agachaba ante el menor grito.
Lo único que queda por aclarar es que cuando dije se salvó olvidé mencionar que para nosotros Ella también fue una salvación, porque el amor siempre salva, siempre nos salva y Malena nos hizo feliz.
Y bueno ,eso tenía para decir
.

1 comentario:

Nélida Martinelli dijo...

Es cierto Vivi, el amor siempre salva! Tus escritos siempre me emocionan.
La Neshi