miércoles, 5 de marzo de 2008

Loca mía!

Yo creo que el secreto de los mandalas es nada más ni nada menos que el hecho de pintar, eso en sí mismo te acarrea una paz inmensa (¿mucho no?)

es como irse de viaje dentro de un papel, mover el pincel es como la prolongación de uno mismo (¿será mucho)

lo cierto es que no hace tanto tiempo me descubrí pintando, haciendo líneas finitas que no pensé poder hacer o apareciendo ante mí colores que creía muertos y por arte de magia yo, con toda mi torpeza hacía asomar desde los pelitos inquietos de un liner (sigue siendo mucho?)

y así volviendo a los acrílicos casi secos de aburrimiento empecé a manchar las hojas y apareció de pronto o creí ver a la Isadora bailando entre las olas...y bueno me apareció a mí, acá está

3 comentarios:

Mamac. dijo...

Ooooooh! que lindo te quedó, me gusta de sobre manera el fondo, las olas... y se percibe el movimiento. Felicitaciones.

Jime... dijo...

sensación de plenitud y libertad, preciosa!

Anónimo dijo...

HOLA , QUE TAL, HOY ESTOY VISITANDO A FONDO TU BLOG Y ME HACEN REIR TUS COSAS, ESO CREO QUE LO LLAMAN PRODUCTO DE LA FELICIDAD, ESPERO QUE SEAS MUY FELIZ, BESOS